Israel vuelve a atacar escuela de ONU en Gaza y Blinken reitera apoyo a ‘pausas humanitarias’

Foto: AFP.

Israel bombardeó este sábado una escuela para desplazados de la ONU en el norte de la Franja de Gaza, en el marco de su ofensiva contra el movimiento islamista palestino Hamas, y realizó incursiones en la zona sur del enclave, donde ya murieron casi 9.500 personas, mientras el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, se reunió en Jordania con cancilleres árabes y reiteró el apoyo de su país a las «pausas humanitarias».

El Ministerio de Salud de la Franja de Gaza, bajo control de Hamas, informó de un nuevo ataque en una escuela de la ONU convertida en refugio para desplazados en el campo de refugiados de Jabaliya, mientras crecía la indignación internacional por el bombardeo del viernes fuera de un hospital contra una caravana de ambulancias.

«La masacre de la escuela Al Fakhura perpetrada por el ocupante israelí esta mañana (por el sábado) dejó 15 mártires y 70 heridos«, informó el vocero de la cartera de Salud en la Franja de Gaza, Ashraf al Qidreh.

El viernes, un bombardeo contra otra escuela convertida en refugio para desplazados en el norte de la Franja dejó 20 muertos y decenas de heridos, según el movimiento islamista.

El jueves pasado, la ONU había anunciado que cuatro de sus escuelas en la Franja de Gaza, que acogían a desplazados de la guerra, habían sido alcanzadas por bombardeos que causaron la muerte de 23 personas.

El ejército israelí informó que ha «intensificado» sus operaciones, casi un mes después del inicio de la guerra desencadenada tras el ataque lanzado por Hamas el 7 de octubre en territorio israelí que dejó 1.400 muertos, en su mayoría civiles, y en el que el grupo islamista capturó a unos 240 rehenes, entre ellos una veintena de argentinos.

Luego del ataque, Israel lanzó bombardeos contra la Franja de Gaza, en los que murieron ya casi 9.500 personas, entre ellas unos 3.900 niños, y hace más de una semana el Ejército comenzó una ofensiva terrestre en el norte del enclave palestino, donde aseguró que tiene rodeada desde el jueves la ciudad de Gaza.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) dijeron este sábado que durante la madrugada llevaron a cabo una «incursión limitada» en el sur de la Franja de Gaza, en preparación para una nueva etapa de la guerra, reportó el medio Times of Israel.

La operación, ejecutada por las fuerzas de ingeniería de combate y tanques, consistía en trazar mapas de edificios y limpiar la zona de artefactos explosivos colocados, precisaron las FDI, que indicaron que durante la operación las tropas se encontraron con una célula de Hamas que salió de un túnel y las tropas bombardearon a los agentes y los mataron.

En el marco de su guerra contra Hamas, Israel ordenó a los habitantes del norte del empobrecido enclave, donde viven unas 2,3 millones de personas, que se trasladen hacia el sur.

Reclamos de la ONU y la Media Luna Roja

Sin embargo, el secretario general de la ONU, António Guterres, consideró este sábado que «ningún lugar es seguro» en Gaza, en reacción al ataque israelí contra un convoy de ambulancias que el viernes dejó 15 muertos y 60 heridos, y en el que insistió en la necesidad de un alto el fuego.

La Media Luna Roja palestina dijo que «el convoy consistía en cinco ambulancias», entre ellas una del Ministerio de Salud del territorio palestino controlado por Hamas y otra de la misma ONG.

De acuerdo con la la organizaciòn humanitaria, equivalente a la Cruz Roja en el ámbito musulmán, el bombardeo se produjo a una distancia de dos metros de la entrada del hospital y una segunda ambulancia fue atacada «a cerca de un kilómetro del hospital», causando varios heridos.

La explicación de Tel Aviv

Israel admitió el viernes que bombardeó una ambulancia en la ciudad de Gaza justo delante del hospital Al Shifa, el mayor de este territorio palestino, pero afirmó que era «usada por una célula terrorista de Hamas». «Enfatizamos que esta zona en Gaza es una zona de guerra. Los civiles son llamados reiteradamente a evacuar hacia el sur», declaró.

El movimiento islamista tildó de «mentiras» las afirmaciones israelíes y aseguró que la ambulancia formaba parte de un convoy que transportaba «varios heridos para ser hospitalizados en Egipto».

Foto AFP
Foto: AFP.

El Ejército israelí acusó la semana pasada a Hamas de «librar la guerra desde los hospitales» de la Franja de Gaza, algo que el grupo islamista niega.

«Estoy horrorizado por el ataque reportado en Gaza a un convoy de ambulancias a las afueras del hospital Al Shifa», dijo en un comunicado el secretario general de la ONU, que agregó que «las imágenes de los cuerpos esparcidos en la calle fuera del hospital son desgarradoras».

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo en la red social X estar «totalmente conmocionado por los informes de ataques a ambulancias» y pidió «protección para pacientes, personal de salud, instalaciones y ambulancias».

La coordinadora de Asuntos Humanitarios de la ONU, Lynn Hastings, se declaró «alarmada» por una operación dirigida contra «pacientes que iban a ser evacuados» hacia lugares seguros.

Según el Ministerio de Salud de Hamas, 16 de los 35 hospitales de la Franja de Gaza se encuentran fuera de servicio, algunos porque fueron bombardeados y otros porque no tienen combustible para hacer funcionar sus generadores.

EEUU impulsa las pausas humanitarias

En paralelo, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, reiteró este sábado el respaldo de su país al establecimiento de «pausas humanitarias» en la Franja de Gaza para poder encaminar ayuda, luego de mantener reuniones con cancilleres de países árabes en Jordania, tras su paso por territorio israelí y antes de viajar el domingo a Turquía.

«Estados Unidos estima que esos esfuerzos se verán facilitados por pausas humanitarias», destacó Blinken en Jordania, al referirse a la necesidad de proteger a los civiles y de acelerar el envío de ayuda al enclave, informó la agencia de noticias AFP.

Blinken se reunió este sábado en Amán con los cancilleres de cinco países árabes, en su segunda visita a la región desde el ataque de Hamas a Israel el 7 de octubre.

Estados Unidos y sus socios árabes comparten «los mismos intereses y objetivos fundamentales» para poner fin a la guerra entre Israel y Hamas «de una manera que garantice una paz y seguridad duraderas en la región», dijo Blinken después del encuentro, aunque reconoció que podían tener «diferentes opiniones y posiciones» sobre cómo lograr ese fin.

Entre los presentes se encontraban el primer ministro interino del Líbano, Najib Mikati, cuyo país alberga a la milicia chiita Hezbollah, y el ministro de Relaciones Exteriores de Qatar, Mohammed bin Abdulrahman Al Thani, cuyo país se ha convertido en el interlocutor más influyente de Hamas y ha sido clave para negociar la liberación limitada de los rehenes retenidos por el grupo islamista palestino.

Durante el encuentro, el canciller jordano, Ayman Al Safadi, urgió a «poner fin a la guerra» en Gaza y acusó a Israel de cometer «crímenes de guerra», mientras que su par egipcio, Sameh Shoukry, exigió a su vez un «alto el fuego inmediato y sin condiciones».

Blinken, que el viernes también se reunió con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, tiene previsto seguir su gira por Turquía, donde estará el domingo y el lunes.

Turquía llamó este sábado a consulta a su embajador en Israel, sumándose así a los gobiernos de Colombia, Chile, Honduras y Jordania, mientras que Bahréin y Bolivia fueron más allá y rompieron relaciones diplomáticas con Israel.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202311/645422-israel-hamas-palestina-gaza.html