Myriam Bregman, la primera mujer en encabezar la fórmula presidencial del FIT

Foto: Alejandro Santa Cruz

Abogada y querellante en causas por delitos de lesa humanidad, referente del movimiento feminista y con asistencia perfecta a cualquier movilización que defienda los derechos de los trabajadores, Myriam Bregman es hoy la primera precandidata presidencial mujer del Frente de Izquierda-Unidad (FIT-U).

El 7 de junio, el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) y la Izquierda Socialista (IS), que integran la mitad del FIT-U, anunciaron en rueda de prensa sus precandidaturas para los cargos ejecutivos y legislativos nacionales, pero no sin conflictos mediante.

Entre amagues y reproches de ambos lados, donde por momentos se vislumbró la posibilidad de que el principal frente de izquierda llegara a los comicios nacionales con una lista única, pocos días antes del cierre de alianzas, el FIT-U anunció que se presentaría en las PASO del 13 de agosto con dos alternativas.

Por una lado, la que encabeza Bregman junto al diputado nacional Nicolás Del Caño, y por el otro, la conformada por representantes del Partido Obrero (PO) y el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), Gabriel Solano y Vilma Ripoll.

La Izquierda Socialista intentó una fórmula común, proponiendo la dupla Bregman-Solano pero no hubo éxito.

Desde el PO acusaron a Bregman de representar una izquierda que aparece sólo para las elecciones, sin presencia popular en las calles y con ciertas afinidades al kirchnerismo, palabra prohibida en un frente que se ha empeñado en demostrar su independencia de todas las fuerzas que han gobernado Argentina.

Telam SE

Por su parte, la precandidata del PTS poco ha declarado sobre las internas en el FIT y se ha limitado a señalar que «los compañeros del PO junto al MST decidieron hacer su propia lista que fue proclamada de manera unilateral en un plenario».

No es la primera vez que Myriam, también conocida entre sus más cercanos como «La Rusa», integra una fórmula presidencial.

En 2015 fue candidata a vicepresidenta acompañando a un joven Del Caño, una dupla que llegó como algo nuevo a la izquierda local, y que con el paso del tiempo se convirtió hoy en una suerte de dúo dinámico que nunca se ausenta en las movilizaciones por los derechos de los trabajadores.

Tampoco le escapan a las disputas con los referentes de derecha en las bancas del Congreso.

En aquella contienda presidencial, el FIT también presentó en las PASO dos listas PASO que venían a evidenciar un cambio de época: la tradición y experiencia de Jorge Altamira, fundador del Partido Obrero, se enfrentaba con el espíritu renovador de Bregman y Del Caño, quienes finalmente ganaron la interna.

Telam SE

Luego, en las elecciones generales, no alcanzaron los votos para pasar al balotaje, pero ese mismo año, a los 43, Bregman obtuvo su primer cargo institucional al suceder a Néstor Pitrola como diputada nacional, dado que el FIT había adoptado la decisión de que las bancas fueran rotativas cada dos años.

Fue así como un 10 de junio de 2015, Myriam Teresa Bregman juró «por los 30 mil detenidos desaparecidos y por las víctimas de la Triple A; por nuestro compañero, Jorge Julio López; por la lucha de las mujeres para enfrentar la violencia y la opresión, ni una menos; y porque nuestra lucha es por acabar con la barbarie capitalista en todo el mundo».

Mucho antes de ocupar un lugar en la Cámara baja, ‘La Rusa’ ya sabía que quería dedicar su vida a la lucha contra la impunidad.

Nacida en un pueblo del interior de la provincia de Buenos Aires, pisó suelo porteño a los 18 para estudiar en la Facultad de Derecho de la UBA y creó, juntó a sus compañeros abogados, una red de profesionales para liberar a quienes eran detenidos por movilizarse en los ’90.

En 2001 acompañó la recuperación de fábricas, como los recordados casos de la textil Brukman y la cerámica Zanon, la primera empresa recuperada por sus trabajadores tras la crisis de aquel año.

Telam SE

Pero su momento bisagra llegó cuando el Congreso de la Nación declaró «insanablemente nulas» las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, en 2003, y Bregman asumió como un compromiso personal las querellas de las causas por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar.

Myriam llevó al estrado al represor Miguel Etchecolatz, acusado, entre otras cosas, de privar ilegalmente de la libertad y torturar a Jorge Julio López, quien desapareció por segunda vez en septiembre de 2006, día en que estaba previsto que se presentara en el Palacio Municipal de La Plata para escuchar los alegatos del juicio.

López había identificado a Etchecolatz como partícipe del operativo en que fue secuestrado a finales de octubre de 1976, y también lo reconoció como quien lo torturó a él y otros detenidos en el centro clandestino de Arana; este testimonio fue clave para lograr la condena al exjefe policial.

Toda la historia de ‘La Rusa’ se ve hoy resumida en las boletas que llevarán su cara el 13 de agosto en el cuarto oscuro.

«Nuestras listas están hechas con compañeros y compañeras de fábricas recuperadas; esos que han dado el ejemplo de que ‘fábrica que se cierra, se pone a producir’ y no se pierde ningún puesto del trabajo», destacó Bregman al presentar las precandidaturas, de cara a una campaña en la que se propone, como prioridad, mejorar los derechos laborales.

Y destacó: «Es la primera vez que una mujer encabeza una formula en el FIT y es un orgullo».

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202306/632107-bregman-fit-izquierda-elecciones-feminismo-ddhh.html