Natalí Aboud: “Mi primera persona es una voz impulsiva, con ansias de vivirlo todo”

Natalí Aboud, directora y narradora. /Foto: prensa.

Con un título que tiene reminiscencias de aventuras cinematográficas y una voz narrativa fuerte y desprejuiciada, “Sierra Nevada” es la primera novela de la escritora y directora de teatro Natalí Aboud.

Cuenta la historia de una pérdida y del viaje que encara la protagonista para mitigar el dolor. Una travesía que la lleva a lugares paradisíacos, pero también la hace adentrarse en su interioridad para volver renovada. “Las pérdidas dejan espacio para que la transformación acontezcan”, reflexiona Agostina Luz López en la contratapa.

Natali Aboud nació en Buenos Aires en 1986. Es escritora, directora y productora de teatro. Actualmente estudia Licenciatura en Artes de la Escritura en la Universidad Nacional de las Artes. Escribió y dirigió obras de teatro como “El Guerrero Amable” y  “Todos los días estoy aburrida y lloro” y actualmente “Diarios Tempranos”. Publicó “En retiro la gente es más feliz” en una Antología de Cuentos de Evaristo Editorial (2019); “Diario de ensayos” es parte del libro Como un espejo de Agostina Luz López (2021), publicado por editorial Mansalva y un fanzine de poemas “Las Aventura del Ángel de Plumas”.

“Sierra Nevada” es su primera novela y sobre ella conversó con Télam en esta entrevista.

-Télam: ¿Percibís que hay un auge de las “memoires” o textos autobiográficos? Incluso algunas editoriales inauguraron colecciones dedicadas a la literatura del “yo”…

-Natalí Aboud; Sí. Surgió Ediciones B de Random House donde Jacqueline Golbert (editora de Socios Fundadores), acaba de publicar su libro. Me encanta este ¨auge¨, porque me motiva este tipo de literatura y está bueno que tenga una colección especial.
En el caso de “Sierra Nevada”, lo autobiográfico fue un puntapié para sumergirme en la ficción. En el momento en que escribí la novela, iba a Cérebro Magnético, una fiesta que se hacía en un local de una galería comercial. Ese espacio me inspiró para empezar a escribir. Esos vínculos que solo existen en la noche, y de día desaparecen. Ese ensamble danzante que se crea entre vibraciones y gestos. La protagonista de la novela vive las fiestas como una experiencia de expansión, de ser parte de un rito, no es solo entretenimiento, es algo más profundo, un lugar seguro de pertenencia, un hogar. Las aventuras que se viven en una sola noche, una noche que es como un viaje.

La autora analiza las prdidas y las estrategias para mitigar el dolor Foto prensa
La autora analiza las pérdidas y las estrategias para mitigar el dolor. /Foto: prensa.

-T.: ¿Fue solo esa circunstancia, la fiesta como punto de partida?

-N.A.; Después el texto se amplió cuando sumé relatos de la experiencia que tuve con mi gata al enfermar, y en la novela decidí que la gata de la protagonista muera, algo que no había sucedido aún en mi vida. Ese impulso de matar a mi gata en la ficción fue lo que me mostró el camino por donde iba a hacer pie el relato. Me sentí libre y con un poder: escribir lo que quisiera sin saber hacia dónde iría, perdiendome en la fantasía,  siendo, por sobre todo, fiel a mi intuición.

-T.:¿Cuál es la atracción que tiene para el lector la primera persona?

-N.A.; La primera persona te hace estar cerca del narrador. Como lector generás una intimidad instantánea, es como si fuera tu amiga que te cuenta todo lo que le va pasando minuto a minuto. Es una forma de conocer bien de cerca al protagonista. En el caso de Sierra Nevada, es una primera persona que narra en presente, el lector se va enterando de los acontecimientos y sentimientos al mismo tiempo que la protagonista, nos hace testigos de lo que está viviendo.

Es una voz impulsiva con ansias de vivirlo todo y por una urgencia de contar lo que va experimentando, sin distancia para procesar. Una chica que narra aventuras húmedas y tropicales. Se deja llevar por un deseo ardiente, una pasión torpe y atolondrada de ir en busca del límite, donde el sueño y la realidad se mezclan, al igual que los bordes entre lo repulsivo y lo hermoso. Los pasajes repentinos de una historia a otra, las elipsis buscan un efecto de mareo, de sobredosis argumental, igual al que padece la protagonista en su mente.

-T.:¿Qué le sucede a la protagonista con sus afectos?

-N.A.; Son relaciones intensas y fugaces: ¨amigos de noche¨, así los define ella. Personas que aparecen para entregarle una llave que abre un portal y luego se van. Los vínculos como excusas para experimentar y descubrirse a ella misma. El personaje también tiene un carácter obsesivo, observa a sus amigas de cerca y las describe con una precisión exhaustiva, detectivesca. Por otro lado está el vínculo con su madre, un lugar seguro donde siempre puede volver y a su vez, descubre en ella el paso del tiempo. La vejez que se aproxima mostrándole que ya no es una nena, si no dos adultas que se acompañan.

-T.:En la contratapa Agostina Lòpez dice que las pérdidas dejan espacio a la transformación? ¿La muerte de la gatita de la protagonista es la que la mueve al viaje?

-N.A.; Sí, ese agujero que deja la muerte de Brownie su gata es lo que moviliza el viaje. Esos vínculos con los animales pueden llegar a ser muy profundos y en este caso, para la protagonista, la gata representa una forma de familia, de cuidado mutuo. Luego de su muerte algo se rompe en la vida de ella y su casa se transforma en un lugar hiriente que solo le evidencia la ausencia, ya no es un hogar. Sale en búsqueda de ese hogar y creo que lo encuentra en los vínculos.

-T.:¿Qué sentido tiene el viaje en la vida de la protagonista?

-N.A.; Una búsqueda de ir por lo desconocido, de derrumbarse y volver a construirse. Una exploradora que se deja atravesar por el paisaje, los animales, los seres que va conociendo en el camino. Se pregunta cuál es su propósito en este viaje y no tiene respuesta, creo que la incertidumbre y el no saber, el abandono de ella misma, es el verdadero sentido del viaje.

-T.:¿A qué responden las distintas partes, a cambios en la vida de la protagonista?

-N.A.; Está estructurada en tres partes que representan tres formas distintas de liberación, de salir de sí, y eso se consigue, aunque sea imaginariamente, a través de procedimientos extáticos (las fiestas/drogas, el sexo, el veneno, lo místico, la muerte) Como dice Néstor Perlongher en Antropología del éxtasis: ¨La palabra éxtasis indica desplazamiento, cambio, desviación, alienación, turbación, delirio, estupor, excitación provocada por bebidas embriagantes.¨  En el éxtasis uno se escapa, en cierta medida, de sus condiciones de existencia. La protagonista de Sierra Nevada busca fugarse de ella misma y  hace un pasaje de liberar su deseo a liberarse de todo deseo.

Las partes de la novela también corresponden a un movimiento y a un salto de tiempo, la protagonista se traslada de la ciudad a la naturaleza, de una fiesta en una galería de negocios en el centro de Buenos Aires a una cueva en el medio de la selva colombiana, del enamoramiento al abandono, de ser cuidada por su madre a ser ella la que cuida ahora, un pasaje de la juventud a la adultez.

-T.:¿Es Sierra Nevada un viaje de iniciación?

-N.A.;Creo que es un viaje para escapar del dolor, un morir y renacer, una y mil veces, y en ese sentido se podría leer como un viaje iniciático, donde hay un proceso de transformación, aunque en este caso, si bien la protagonista sufre modificaciones, al volver a su ciudad luego del viaje, lo que se ve transformado es su entorno. Ana Montes en la presentación de la novela dijo: ¨Sierra Nevada podría leerse, a simple vista, como un viaje de iniciación. Pero si en un viaje de iniciación clásico el personaje tiene que salir a un lugar desconocido para vivir una aventura, en esta novela el viaje de la protagonista comienza mucho antes de dejar la ciudad.¨

Socios para la cultura

“Sierra Nevada” fue editada por el sello independiente Socios Fundadores, que cuenta con un catálogo de más de 20 títulos, distribuidos por Blatt & Ríos.

“Trabajar con ellos fue un proceso muy enriquecedor para mi. Hubo mucho amor y dedicación en el proceso. Desde los encuentros que teníamos con Martina Juncadella (editora) para corregir y pensar, hasta las decisiones por el papel de tapa- recuerda Aboud- . Socios Fundadores es una editorial de amigues y para mí trabajar con amigas es lo más hermoso del mundo. Genera una frescura y diversión que se reflejan en la novela”.

Por su parte Jacqueline Golbert, una de las “socias” de la editorial cuenta que se conoció con los otros dos motores del proyecto Pablo Petkovsek y Martina Juncadella en el taller de poesía de Cecilia Pavón: “Nos empezamos a hacer amigos a partir de la poesía y un día Martina me propuso tener una editorial, No teníamos idea de cómo se hacía pero sabíamos que era nuestro proyecto”.

Empezaron con los textos de sus compañeros que les gustaban y con sus propios textos:
“La editorial es experimental y los géneros son híbridos. Mezclan la narrativa y la poesía”, apunta la editora, que además es periodista y librera.

Recuerda Goldberg que las primeras tapas de los libros las hacían ellos mismos con collage. Fue el caso de Deep down, una mezcla entre narrativa y poesía de Sara Moss, una canadiense que vive en Buenos Aires. “Conseguimos unos figurines de animales y cortamos las tapas con un cuadradito que permitía ver el interior”, detalla y apunta que aquel libro se agotó.

Después empezaron a incluir artistas visuales para las diferentes tapas, pero los primeros quince libros estaban impresos de modo casero con una impresora y abrochados en una imprenta de barrio. “Hasta que decidimos dejar de ser tan de nicho y dialogar con otros públicos así que ahora mandamos a imprimir a una imprenta y logramos la distribución de Blatt y Ríos”, se enorgullece Goldberg y cuenta que el próximo libro es un poemario de Valentín Etchegaray, un chico que conoció en el taller de Cecilia Pavón.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202307/634713-natali-aboud-sierra-nevada.html