Pidieron ‘avances en el expediente’ del homicidio de un periodista argentino en Bolivia

Foto: Raúl Ferrari.

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación se reunió este lunes en Bolivia con el fiscal de la causa penal que investiga el homicidio del periodista Sebastián Moro para solicitar «avances en el expediente», en el que ya se constató que el redactor argentino fue «duramente golpeado» en la antesala al golpe de Estado de 2019 contra al expresidente de ese país Evo Morales.

«Ya se encuentra acreditado que Moro fue duramente golpeado en pies, manos y cabeza el 9 de noviembre del 2019 y que, a causa de esos golpes, perdió la conciencia y debió ser internado en una clínica», sostuvo el director de Políticas contra la Violencia Institucional del organismo de derechos humanos, Mariano Przybylski.

El funcionario planteó «la preocupación del Estado argentino por la falta de avances en el expediente, a tres años y medio de ocurrido el hecho».

Tras la reunión, de la que también participaron Raquel Rochetti y Melody Moro -madre y hermana de Sebastián-, Przybylski explicó que la información obtenida provino de «testigos y audios registrados en el celular (de Moro) y en los de su familia» y señaló que el ataque «sucedió al momento en que grupos civiles recorrían las calles de La Paz destrozando medios de comunicación afines a Evo Morales y agrediendo a periodistas que contaban lo que estaba pasando».

Sebastin Moro fue asesinado en 2019
Sebastián Moro fue asesinado en 2019.

En un comunicado, la secretaría confió que el 9 de noviembre de 2019 la redacción en donde trabajaba Moro «fue vandalizada» y que sus periodistas «fueron perseguidos por grupos civiles que se identificaban con los golpistas».

Esa misma noche el periodista argentino fue torturado, después de enviar una nota que salió publicada en el medio Página 12 donde anticipaba el golpe de Estado que terminó por consumarse al día siguiente.

«Una vez en la clínica, los médicos intentaron en todo momento encubrir lo que había sucedido y hacer pasar el hecho como una muerte natural, un ACV. Incluso el primer médico que lo atendió cuando llegó inconsciente le diagnosticó una ‘borrachera’, cuando la persona que lo trasladó a la clínica le explicó que eso no era posible y que estaba golpeado», agregó Przybylski.

Los agresores directos de Moro no fueron identificados pese a que «existe evidencia de quiénes eran los cabecillas que organizaron la persecución y agresión a los periodistas», se precisó y se detalló que en los próximos días declarará como imputado uno de los médicos, acusado por el delito de encubrimiento.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202307/634284-ddhh-homicidio-periodista-argentino-bolivia.html