Boca superó a Newell’s y cerró su participación como local con una alegría

Foto Maximiliano Luna
Foto: Maximiliano Luna.

Boca (41 puntos) derrotó este lunes por la noche a Newell’s (34) por 2-1, en partido válido por la 26ta. y penúltima fecha del torneo de la Liga Profesional (LPF), jugado en la Bombonera.

El equipo que dirige el DT Jorge Almirón, que ganó cuatro de los últimos cinco encuentros en este certamen, marcó a través de Valentín Barco (Pt. 21m.) y Cristian Medina (St. 20s.). El descuento del elenco rosarino llegó en tiempo de descuento por intermedio del paraguayo Jorge Recalde (St. 47m.)

Mientras analiza y debate respecto de las incorporaciones que sumará en este mercado de pases, el equipo xeneize se entona en base a triunfos y rendimientos, que -de a ratos- son convincentes.

De hecho, Boca sumó este lunes su séptimo encuentro sin caídas (seis victorias, un empate), si se contabilizan inclusive el último duelo de Copa Libertadores con Monagas de Venezuela (4-0) y el avance a los octavos de final de Copa Argentina, tras el 2-1 sobre Barracas Central durante la semana pasada, en Santiago del Estero.

Foto Maximiliano Luna
Foto: Maximiliano Luna.

El conjunto va adquiriendo, además, el perfil de juego que pretende el exentrenador de Lanús, Independiente y San Lorenzo, entre otros clubes.

Otra vez -como en los últimos encuentros- los juveniles Barco y Medina resultaron los puntos más altos.

Barco, por dinámica y con ‘ráfagas’ de jugador distinto, mientras que Medina, a su buena labor en el medio le pudo agregar efectividad en la definición. Con el conseguido durante la jornada, el mediocampista sumó goles en los últimos tres partidos.

Los dos futbolistas fueron muy aplaudidos y sus nombres coreados por los hinchas, cuando fueron reemplazados por Exequiel Zeballos y Norberto Briasco, respectivamente.

También fueron buenas las prestaciones de los Fernández, tanto ‘Pol’ como ‘Equi’, quienes se alternaron en las funciones de volante central y siempre se mostraron eficientes en la marca y prolijos en el traslado.

Al mejor trabajo colectivo del elenco local le faltó eficacia ofensiva. El uruguayo Merentiel lució aislado entre los zagueros rivales y no cumplió una tarea destacada.

Boca planteó un esquema de tres defensores que se transformaba en línea de cinco, cuando el rival avanzaba. Distinto al esquema 4-4-2 que planteó Almirón en la práctica del domingo, con Briasco en la ofensiva.

Foto Maximiliano Luna
Foto: Maximiliano Luna.

En el dibujo táctico que armó el DT, el pibe Barco se vistió de mediocampista adelantado, alternándose con Medina, para acompañar a Merentiel, la única referencia de área.

Weigandt, quien puede ser transferido a Vélez, se movió por derecha, y el colombiano Fabra lo hizo por izquierda, en esquemas similar al que planteó –por ejemplo- en las derrotas 0-1 con San Lorenzo y River Plate, en este mismo campeonato.

Como lo hace habitualmente, Heinze pensó un encuentro con tres hombres de punta y tres defensores en el fondo. Pero en la zona central, Newell’s no pesó y siempre corrió detrás del balón, por inferioridad numérica.

En la primera aproximación de peligro, un córner ejecutado por Guillermo ‘Pol’ Fernández cruzó todo el área y del otro lado el balón fue capturado por Barco, quien remató fuerte y provocó una tardía y desacertada reacción de Hoyos, quien no pudo contener el disparo y terminó metiendo la pelota en su valla.

Boca se situó en ventaja con justicia porque neutralizaba al rival, que lució bastante tímido en esos 45m. iniciales. El equipo local era más por presencia y juego, con poca llegada, es cierto.

Recién en el final de la etapa, el equipo rosarino dijo presente, con un remate de 25 metros de Ferreira que fue rechazado con esfuerzo por el arquero Javier García.

Foto Maximiliano Luna
Foto: Maximiliano Luna.

Antes de que se cumpla el minuto inicial del segundo período, el elenco xeneize aumentó las cifras, con una buena proyección de Barco que derivó en un cabezazo de Medina, que se anticipó a Hoyos para marcar el segundo tanto.

De allí hasta el final, a pesar de no tener tanto el esférico, Boca manejó los tiempos y casi ni pasó sobresaltos, más allá de que Newell’s mejoró con los ingresos de Iván Gómez y Ramiro Sordo.

Recién el remate ajustado de Recalde, ya en tiempo de descuento, le permitió achicar la pizarra a un Newell’s, que no tuvo la fluidez necesaria como para dar vuelta la historia.

En la última fecha de la Liga Profesional (LPF), Boca visitará en Avellaneda a Independiente el sábado desde las 17, en tanto que Newell’s recibirá en el Parque Independencia a Talleres este viernes, desde las 19.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202307/634897-futbol-liga-profesional-boca-ultimo-partido-local-enfrenta-newells.html