Con el slogan ‘Derecho al futuro’, Kicillof encara una campaña bien territorial

Foto archivo
Foto: archivo.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, sintetizará su propuesta de campaña en el slogan “Derecho al futuro”, mediante la difusión de los hechos más salientes de su gestión, con el objetivo de intentar captar el voto de los 13.110.768 electores que existen en el territorio bonaerense y reelegir para un nuevo mandato.

“La campaña tiene un desarrollo que se basa en la gestión. Nuestra mejor plataforma electoral es lo que hicimos: sentamos las bases de la transformación de la provincia”, resumieron cerca del mandatario bonaerense.

Graficaron que el lema “Derecho al futuro” da la pauta de que “este es el camino y queremos 4 años más para seguir en esa dirección” y aseveraron que “en ese contexto, coordinamos con la campaña nacional y con los intendentes las acciones territoriales”.

El primer paso en ese sentido se llevó a cabo el martes pasado, cuando Kicillof reunió en La Plata a todos los intendentes oficialistas de la provincia, sus ministros y el asesor en comunicación Ignacio ‘Nacho’ Ramírez, sociólogo y director del Posgrado de Opinión Pública y Comunicación Política Flacso-Argentina, quien ya estuvo a cargo de la campaña del 2019.

En la reunión del martes con intendentes, la recomendación que dio Ramírez pasó por “ideologizar” el discurso e ir a cazar el voto de los que los votaron al Frente de Todos (FdT) hace cuatro años.

En ese encuentro, además de concretar las fotos con todos los precandidatos para los afiches, se buscó afinar los detalles en torno a la estrategia de campaña, los lineamientos discursivos -que girarán en torno a la frase: “la derecha o los derechos” y se diseñó un plan que tiene que ver con las bajadas territoriales en cada uno de los 135 municipios.

Al día siguiente, tuvo lugar en la residencia del gobernador, en La Plata, el primer cónclave de la mesa de campaña bonaerense, que integran el diputado Máximo Kirchner; la vicegobernadora Verónica Magario; y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro.

También estuvieron los ministros de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés “Cuervo” Larroque; de Infraestructura, Leonardo Nardini; la de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez; el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde y el jefe de Asesores, Carlos Bianco.

Kicillof además recibió en esa reunión a los intendentes Mario Secco (Ensenada), Fernando Espinoza (La Matanza), Gustavo Menéndez (Merlo) y Jorge Ferraresi (Avellaneda); y al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.

En la cena, el gobernador contó sus planes de campaña y comunicó el cronograma de inauguraciones de escuelas y jardines, viviendas y otras obras públicas, y entrega de computadoras que se llevarán a cabo hasta el comienzo de la veda de anuncios, que se inicia el 19 de julio.

De acuerdo a los voceros, esa mesa -que integran los máximos referentes del peronismo de la provincia con fuerte peso, sobre todo, en la primera y tercera secciones electorales- da la pauta “de cohesión y unidad” que reina en Unión por la Patria tras el cierre de listas del pasado 24 de junio.

“Existe una decisión de trabajar de forma conjunta en la campaña para unificar criterios de acción en los distritos claves”, indicaron y explicaron que en el espacio “se debaten lineamientos políticos, miradas y acciones macro”.

La coordinación entre los equipos del precandidato presidencial de UxP, Sergio Massa, que dirige el consultor político catalán Antoni Gutiérrez-Rubi; se da en provincia a través de Ramírez.

Esos equipos se encargan de definir los spots publicitarios, coordinan las agendas de campaña y planifican los actos y recorridos.

En paralelo, articulan con los voceros de los intendentes y se afina el lápiz para promover la participación de la sociedad en cada distrito el día de los comicios.

“Apuntamos a trabajar fuertemente para organizar la militancia, fomentar la participación el día de la elección y lograr tener más llegada en el territorio, ya que venimos advirtiendo que existe poca participación en algunas elecciones provinciales”, señalaron.

Estos meses, Kicillof ya no recorrerá la provincia en el Renault Clío con el que hizo campaña para ganar las elecciones de 2019.

“Hoy tenemos no a un gobernador en un auto sino a un gobierno entero funcionando de manera territorial y escucha permanente en cada pueblo de la provincia”, dijo el economista días atrás en declaraciones a C5N.

Así, la estrategia tiene un eje en el conurbano y otro en otros municipios con mayor densidad poblacional en los que se estima que se perdieron votos entre los comicios de 2019 y 2021.

Con mucha presencia territorial y en procura de mostrar acciones de gestión, se trabajará fuertemente para reconquistar al electorado de La Plata, San Nicolás, Pergamino, Zárate, Junín, Trenque Lauquen, Chacabuco, Chivilcoy, Mar del Plata, Necochea, La Costa, Tandil, Bahía Blanca, Coronel Suárez, Coronel Rosales, Tres Arroyos, Olavarría y Azul.

Además de las acciones institucionales, Kicillof llevará adelante mateadas informales con vecinos, y actos tradicionales con sindicatos y otros actores sociales.

En cada uno de esos encuentros cara a cara, pondrá de relieve las acciones fundamentales de su gestión, como la construcción de casi 170 nuevas escuelas; la realización de 12.000 viviendas con servicios; la creación de 140 nuevos centros de atención primaria de la salud, la entrega de computadoras y viajes de egresados gratuitos para estudiantes; la incorporación y capacitación de 5.000 policías; y el acuerdo todos los años en paritarias con los trabajadores del Estado.

Pero, sobre todo, remarcará que en las elecciones del 22 de octubre “la derecha tiene muchos candidatos, pero un solo proyecto: el ajuste” mientras que UxP buscará continuar con la tarea de “ampliar derechos”.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202307/633386-axel-kicillof-union-por-la-patria-provincia-de-buenos-aires-elecciones-2023.html