Lula dijo que el Mercosur responderá en ‘dos o tres semanas’ a la UE

Luiz Incio Lula da Silva presidente de Brasil Foto AFP
Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil. Foto: AFP.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo que el Mercosur enviará en “dos o tres semanas” su respuesta al instrumento adicional presentado en marzo por la Unión Europea (UE), que establece nuevas exigencias medioambientales para ratificar el acuerdo, y consideró que ambas partes tienen que ceder.

“La respuesta brasileña está siendo discutida entre los cuatro países (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), y en dos semanas, o en tres semanas, habremos entregado definitivamente la propuesta a la UE”, manifestó Lula en una conferencia de prensa en Bruselas, después de participar lunes y martes en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) con la UE.

En la cumbre celebrada a principios de julio en Puerto Iguazú, en la que Brasil asumió la presidencia pro témpore del Mercosur, los presidentes del bloque sudamericano coincidieron en la necesidad de avanzar en la ratificación del acuerdo con la UE, cerrado en principio en 2019 después de 20 años de negociaciones, pero insistieron en que sea justo para ambas partes.

“Este es un compromiso del Gobierno de Brasil, no necesitamos que la UE, Estados Unidos o China nos lo diga”

“Estoy optimista de que podremos concluir este acuerdo aún este año. Fíjense que digo aún este año, porque sería bueno que tengamos un acuerdo con España en la presidencia de la UE y mi presidencia pro témpore al frente del Mercosur”, acotó Lula, en declaraciones recogidas por la agencia AFP.

En marzo, la UE presentó un instrumento adicional al Mercosur en el que incorporó una serie de exigencias medioambientales suplementarias que podrían perjudicar la exportación de determinados productos de la región, por lo que se encontró con la resistencia de algunos países.

En concreto, el presidente argentino Alberto Fernández pidió un acuerdo “equilibrado”, que tenga en cuenta las asimetrías, aunque expresó que hay “voluntad política” de firmar, mientras que Lula consideró que las nuevas condiciones son “inaceptables” y representan una “amenaza”, pero también manifestó su intención de cerrar el pacto.

En Bruselas, el mandatario brasileño insistió en que la “side letter” presentada por los europeos es “agresiva” y en que dos socios estratégicos “no discuten con amenazas, sino con propuestas”.

Además, señaló que los países europeos no pueden dar lecciones a Brasil en materia medioambiental, ya que su país se ha comprometido con la protección de la Amazonia.

“Este es un compromiso del Gobierno de Brasil, no necesitamos que la UE, Estados Unidos o China nos lo diga”, apuntó.

De todas formas, dijo que tras su paso por Bruselas era “muy optimista” de que habrá acuerdo antes de fin de año, una voluntad expresada también en estos días por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, así como por el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

“La riqueza de la negociación es que alguien tiene que ceder”, sostuvo Lula, según consignó la agencia Europa Press

“Creemos que la Unión Europea estará de acuerdo con nuestra respuesta. Creo que la carta adicional de la Unión Europea posiblemente fue elaborada por alguien que pensaba que presionándonos cederíamos. No, no vamos a ceder”, añadió.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202307/634439-lula-mercosur-ue-negociacion-acuerdo.html