Partido pinochetista exige la renuncia de la mano derecha de Boric para iniciar el diálogo

Foto: Presidencia

El presidente de la pinochetista Unión Demócrata Independiente (UDI), Javier Macaya, afirmó este viernes que “no existe conversación política posible” con el Gobierno si el ministro de Desarrollo Social, Giorgio Jackson, mano derecha del presidente Gabriel Boric, sigue al mando de su cartera, en el marco de las investigaciones por el financiamiento estatal de fundaciones y luego del robo de 23 computadoras que sufrió ayer el ministerio.

“No existe ninguna conversación política posible en las reformas importantes que necesita Chile, en los diálogos políticos que son necesarios en cualquier democracia, si el ministro Giorgio Jackson sigue en el Gobierno”, dijo a la prensa Macaya.

En esa línea, el líder de la UDI señaló que, además del financiamiento estatal de fundaciones con vínculos con el partido político fundado por Jackson, el caso de computadoras robadas “merece toda la atención de la clase política”.

“Nos parece que es cada vez más difícil que el Gobierno haga oídos sordos de la petición que llevamos hace muchas semanas por parte de la UDI, que es la salida del ministro Giorgio Jackson”, añadió.

“Acá hay una responsabilidad al menos política, y la responsabilidad judicial de lo que finalmente se acredita respecto al robo del día de ayer, robo que el propio ministro Jackson señaló y esbozó la posibilidad de que tuviera motivaciones políticas”, declaró Macaya.

El senador y presidente de la UDI llamó a Jackson a “explicar cuáles son las motivaciones políticas de ese robo” y dijo que su equipo de abogados va a realizar “todas las acciones legales” para saber qué ocurrió en el caso.

“Si el Gobierno quiere tratar de ir superando el clima político que se vive, la única posibilidad que tiene de reanudar la normalidad o algo de normalidad en el clima político es separando a quién hoy día, para todos los chilenos, aparece como el símbolo de los casos que han ocurrido, que es el ministro Giorgio Jackson”, remarcó Macaya.

Telam SE

Por su parte, la ministra vocera de Gobierno, Camila Vallejo, calificó de “grave” la amenaza de la UDI de cortar el diálogo con el Ejecutivo, y agregó que la oposición tiene una “fijación” con el ministro de Desarrollo Social.

Vallejo llamó a la UDI a “separar las aguas” y no condicionar hablar de temas de interés ciudadano a diferencias políticas.

“Poner en juego esa posibilidad de entregar soluciones y certezas a nuestros compatriotas porque existe fijación con un ministro de Estado, nos parece grave y llamaríamos a la altura de miras, a poner una resignificación positiva el ejercicio de la política y que todos podamos estar a la altura de las circunstancias”, dijo Vallejo.

Veintitrés computadoras y una caja fuerte fueron robadas este jueves en el Ministerio de Desarrollo Social, donde los delincuentes se hicieron pasar por Jackson para llevar a cabo el hecho.

Ante lo sucedido, el ministro afirmó que se trató de un “hecho bastante sospechoso” y que se trata de una “señal política”.

El robo generó una serie de reacciones de la derecha chilena, debido a que las computadoras sustraídas podrían tener información de convenios entre el Estado y fundaciones privadas, vínculos que hoy están en investigación por irregularidades encontradas en los últimos meses, conocidas como el Caso Convenios.

“No nos vamos a dejar amedrentar por este tipo de hechos, seguiremos realizando nuestras labores como ministerio y, al mismo tiempo, continuaremos recabando todos los antecedentes”, dijo Jackson respecto al posible vínculo entre el robo y el Caso Convenios.

Además, aseguró que toda la información de las investigaciones de los convenios hasta el 2017 se encuentra respaldada.

El Caso Convenios estalló en Chile luego de que una investigación del diario online Timeline revelara que la Secretaría Regional del Ministerio de Vivienda de Antofagasta firmó tres convenios por una suma equivalente a medio millón de dólares con la Fundación Democracia Viva, que dirige Daniel Andrade, expareja de la diputada Catalina Pérez, ambos de Revolución Democrática, el partido fundado por Jackson que forma parte de la coalición de Gobierno.

El hecho generó que la Contraloría General de la República (CRG) determinara congelar los contratos entre fundaciones con el Estado por irregularidades y se comience una investigación en estos vínculos ante posibles nuevos casos.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202307/634718-chile-macaya-jackson-boric-renuncia.html