Una multitud de niñeces y familias disfrutó una feria de conocimiento y cultura en C3

Foto: Raúl Ferrari.

Una multitud de niñas, niños y adolescentes acompañados por sus familias disfrutó este sábado por la tarde de la feria de Ciencia, Arte y Tecnología que se organizó en el parque del Centro Cultural de la Ciencia (C3) del barrio porteño de Palermo.

Entre otras propuestas, los visitantes podían construir sus propios cohetes con botellas vacías y materiales reciclables y ver cómo eran lanzados a varios metros de altura utilizando como impulso un poco de agua y aire comprimido.

En otro sector del parque montado por los ministerios de Ciencia y Cultura los más chicos se sacaban fotos con un grupo de dinosaurios animatrónicos, mientras que en distintos puestos podían jugar a ensamblar “moléculas” con piezas de goma, construir esqueletos de dinosaurio de cartón u operar brazos robóticos para cumplir diversos objetivos entre otras propuestas.

Mientras los más chicos curioseaban en los distintos espacios, sobre el escenario se presentaron los espectáculos de Hora Libre, Circo Reciclado, Entramadas, Anda Calabaza y shows de stand up científico que combinaban diversas propuestas de entretenimiento con la divulgación y el conocimiento.

Foto Ral Ferrari
Foto: Raúl Ferrari.

Tiago tiene 8 años y llegó desde el barrio porteño de Caballito con sus papás. En diálogo con Télam contó: “A mí me gustan mucho los dinosaurios, pero hoy lo que más me gustó fue construir un cohete y poder lanzarlo; nos enseñaron a hacerlo y mi papá se copió el código QR con las instrucciones así que también vamos a tratar de hacerlo en casa con mis amigos”.

Martín, el papá de Tiago dijo: “Tratamos de salir con él a algún lado los fines de semana, en vacaciones de invierno fuimos a Tecnópolis y nos gusta mucho pero nos queda un poco a trasmano; cuando vimos esto en redes sociales no lo dudamos porque a él le gusta mucho la ciencia y ya lo habíamos traído a otras propuestas de C3 que le habían encantado”.

“Me parece bárbaro que acerquen la ciencia a los más chicos, yo soy empleado administrativo, pero si a la edad de Tiago me hubiesen mostrado todo este universo de la manera que él lo conoce ahora quizá me hubiese inclinado hacia acá”, añadió.

Micaela tiene 10 años y viajó con sus hermanos y su mamá desde el barrio porteño de Flores. “Sé que quiero ser científica, pero todavía no sé bien en qué área porque hay muchas cosas que quiero conocer antes de elegir una carrera; ahora lo que más me gustan son los satélites y los dinosaurios”, contó.

Foto Ral Ferrari
Foto: Raúl Ferrari.

Gabriela, mamá de Micaela, dijo que “ella es la más chica pero es la que más claro tiene lo que quiere ser de grande, se la pasan mirando cosas de Ciencia en Youtube y se la pasa pidiendo ir a Tecnópolis, así que cuando vimos esto en internet nos vinimos”.

“Está todo muy organizado y lo bueno es que muchos de los experimentos que les enseñan a los chicos se pueden hacer en casa con cosas que hay o que son muy baratas, ojalá estos espacios puedan hacerse más seguido y en más lugares”, completó.

El ministro de Ciencia, Daniel Filmus, y su par de Cultura, Tristán Bauer, recorrieron la feria junto a la titular del Conicet, Ana Franchi, y el subsecretario de Coordinación Institucional de la cartera científica, Pablo Núñez, entre otros funcionarios.

En diálogo con Télam, Filmus sostuvo que “junto con el Ministerio de Cultura lo que buscamos con propuestas como esta es generar vocaciones científicas en los más jóvenes, que los chicos tengan oportunidades concretas de acercarse a las ciencias y experimentar todo lo que puedan para que elijan alguna de estas disciplinas para su futuro”.

Foto Ral Ferrari
Foto: Raúl Ferrari.

“Sabemos que los chicos elijen su carrera a una edad muy temprana y como el futuro de Argentina necesita a la ciencia y a la tecnología como protagonistas tenemos que alentar a que cada vez más chicos y chicas elijan carreas científicas”, sostuvo.

Recordó que “hace unos días el administrador de la agencia espacial estadounidense (NASA) estuvo de visita en nuestro país y se maravilló de nuestro desarrollo científico y nuestro recurso humano; no podríamos exportar satélites o radares o reactores nucleares si no nos diésemos estas estrategias para fomentar y fortalecer las vocaciones científicas”.

“Está muy bien que Argentina aproveche las oportunidades que tiene para exportar recursos naturales o productos agropecuarios, pero los países más ricos desarrollaron sus conocimientos impulsando el conocimiento científico para agregar valor a su producción; la ciencia es la mejor manera de convertir pesos en dólares y la economía del conocimiento fue nuestro tercer ingreso de divisas durante el año pasado”, señaló.

Foto Ral Ferrari
Foto: Raúl Ferrari.

“Hay que mostrarles a los chicos desde muy chicos todas las potencialidades que tiene la ciencia para cambiar la Argentina y para que ellos puedan expresar toda su creatividad, hoy por suerte uno ve que en la elección de carreras universitarias hay un corrimiento desde las tradicionales hacia las ciencias y las ingenierías que son carreras que hoy tienen muchas posibilidades de desarrollo en el país”, completó Filmus.

El ministro de Cultura, Tristán Bauer, afirmó que “los niños descubren estos mundos cada vez a más corta edad y tenemos la responsabilidad de acercárselos”.

“Cuando (Daniel) Filmus era ministro de Educación creamos el Canal Encuentro, y de ahí después nació PakaPaka y más tarde vino Tecnópolis, y son políticas en las que siempre se busca a través de lo lúdico abrir las puertas al universo de las ciencias para despertar las vocaciones que necesita la Argentina para crecer”, destacó.

Foto Ral Ferrari
Foto: Raúl Ferrari.

Agregó que “Argentina hoy es un país que tiene fuertes avances en el desarrollo de la biotecnología, las telecomunicaciones y la energía, y nuestro pueblo sabe la importancia de la ciencia y la cultura para nuestro futuro, por eso Tecnópolis tuvo un millón de visitantes en vacaciones de invierno y por eso mientras está multitud está acá en el C3 de Palermo allá en Villa Martelli hay más de 25 mil visitantes disfrutando la tarde y aprendiendo”.

La titular del Conicet, Ana Franchi, sostuvo por su parte que “las vocaciones científicas tienen la particularidad de ser muy tempranas y los chicos a los 8 o 9 años ya muestran alguna inclinación; hay estudios que muestran que, en parte por cómo se educa y en parte por cómo nos van ubicando a las mujeres en el mundo, las nenas ya en cuarto grado no eligen a las matemáticas entre sus materias favoritas y ahí se empiezan a quedar afuera de las carreras de exactas o ingenierías en dónde apenas una cuarta parte de los estudiantes son mujeres”.

Foto Ral Ferrari
Foto: Raúl Ferrari.

“Se habla de la alfabetización científico tecnológica para que los ciudadanos puedan decidir y se pone como ejemplo concreto lo que pasó en la pandemia con las vacunas, estos espacios de divulgación son vitales también para que nadie caiga en el engaño de que el dióxido de cloro cura el Covid-19 o mitos similares; hoy parece que todos estos chicos y chicas que están acá están jugando, pero también aprenden y también empiezan a hacerse más preguntas y eso es fundamental para generar interés en la ciencia”, agregó.

En el marco de una recorrida por el barrio de Palermo que realizaban los candidatos porteños de Unión por la Patria también estuvieron presentes en la feria la secretaria de Cambio Climático y precandidata al Parlasur, Cecilia Nicolini; la diputada nacional y precandidata a la reelección, Paula Penacca; y el secretario General de la Federación de Docentes de las Universidades y precandidato a legislador, Daniel Ricci, entre otros dirigentes.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202308/636204-feria-ninez-centro-cultural-de-la-ciencia.html