Tras casi 4 meses de debate y 50 testigos, se conocerá el fallo del caso Lucas González

El padre de Lucas Foto Daniel Davobe
El padre de Lucas. / Foto: Daniel Davobe

El juicio que se le sigue a 14 policías de la Ciudad por el crimen de Lucas González, el adolescente asesinado a tiros en noviembre del 2021 en el barrio porteño de Barracas, llegará a su fin el próximo martes, cuando el tribunal oral de a conocer su veredicto tras casi 4 meses de debate y más de 50 testigos que declararon en 18 audiencias.

La audiencia comenzará a partir de las 10 en el auditorio AMIA de los tribunales federales de la avenida Comodoro Py 2002, en el barrio porteño de Retiro, con mayor capacidad para la asistencia de público y donde se desarrollaron las dos primeras audiencias del debate oral, que comenzó el 16 de marzo y en el que se recibió la declaración de más de 50 testigos.

Fuentes judiciales informaron a Télam que los jueces Ana Dieta de Herrero, Daniel Navarro y Marcelo Bartumeu Romero, a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 25 porteño darán a conocer el veredicto luego de que los imputados hagan uso de su derecho a expresar sus últimas palabras.

Se conoce el fallo del Caso Lucas

VER VIDEO

Héctor “Peca” González, padre de Lucas, señaló que ese mismo día es el cumpleaños de su esposa Cinthia, madre de Lucas, por lo que consideró que “el mejor regalo sería la condena para estas personas”.

Héctor “Peca” González, padre de Lucas, señaló que ese mismo día es el cumpleaños de su esposa Cinthia, madre de Lucas, por lo que consideró que “el mejor regalo sería la condena para estas personas”

“Lucas se sigue manifestando, como siempre, porque el mejor regalo se lo va a hacer él y darle el alivio que necesita su mamá para poder seguir y dar lucha en esta vida”, dijo a Télam “Peca”, a horas del veredicto.

Durante las 18 audiencias en las que se extendió el debate oral, se juzgó las actuaciones del inspector Gabriel Alejandro Isassi (42), el oficial mayor Juan José López (48) y del oficial Fabián Andrés Nieva (38), miembros de la División Brigadas y Sumarios 6 de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad, imputados por el crimen de Lucas (17) y la tentativa de homicidio de sus tres amigos, Joaquín Zúñiga (19), Julián Salas (19) y Niven Huanca (19).

El padre de Lucas Foto Daniel Davobe
El padre de Lucas. / Foto: Daniel Davobe

Además, también se debatió sobre la participación de otros 11 efectivos porteños de distintos rangos en el encubrimiento de hecho y las posteriores torturas para los tres sobrevivientes.

En su alegato, el fiscal general Guillermo Pérez de la Fuente solicitó que los tres miembros de la Brigada 6 de la Comuna 4 sean condenados como coautores del delito de “homicidio agravado por haber sido cometido con arma de fuego, alevosía, por odio racial y por placer”, en concurso premeditado de dos o más personas y por ser integrantes de una fuerza de seguridad, y “falsedad ideológica y privación ilegítima de la libertad” en perjuicio de Lucas, y por la “tentativa de homicidio” de sus tres amigos.

El representante del Ministerio Público Fiscal dijo que los tres policías porteños “actuaron como cazadores que esperan a una presa”, ya que los “emboscaron y les tendieron una trampa”, al tiempo que afirmó que “no les dieron a las víctimas ni la mínima capacidad de defensa”.

“Encuentro los motivos en los prejuicios. Fueron los tres, todos actuaron, todos dispararon, lo que demuestra es que todos tenían la decisión de matar. Los vieron salir de un asentamiento precario, salir vestidos de una determinada forma, con un color de piel que quizás a alguno de los policías no le gustó, manejando un auto siendo jóvenes. Se convencieron de que los chicos eran delincuentes y que debían morir. Con esos prejuicios actuaron, con prejuicios de clase, de edad, de vestimenta”, argumentó

El pedido fue apoyado por el abogado de la querella, Gregorio Dalbón, quien en su alegato describió a Isassi, López y Nieva como “tres mafiosos asesinos”, que “vieron bajar a Lucas con una gorrita blanca” y que, en ese momento, “lo eligen por el color de piel”, para luego seguirlos hasta interceptarlos y dispararles “de frente, oblicuo y de atrás, a zonas vitales”.

“El agravante por el odio racial debe ser incluido al momento de dar sentencia. Los imputados fueron a la caza y posterior extermino de uno de ellos”, sostuvo.

“El agravante por el odio racial debe ser incluido al momento de dar sentencia. Los imputados fueron a la caza y posterior extermino de uno de ellos”Gregorio Dalbón

En tanto, el fiscal Pérez de la Fuente solicitó penas de prisión de entre los 4 y 17 años de prisión para los policías imputados por el encubrimiento del hecho, la privación ilegal de la libertad de los adolescentes y el abuso de sus funciones como funcionarios públicos.

“Tengo acreditado que los comisarios Daniel Alberto Santana (53), Rodolfo Alejando Ozán (54), Fabián Alberto Du Santos (52), Juan Horacio Romero (51); el subcomisario Ramón Jesús Chocobar (49), Roberto Orlando Inca (47); y el principal Héctor Claudio Cuevas (51) privaron ilegítimamente de su libertad a Lucas, Joaquín, Julián y Niven abusando de sus funciones, actuando de manera arbitraria”, aseguró el fiscal.

Para ellos, los imputados de más altos rangos, solicitó la pena de 11 años de prisión y 10 de inhabilitación para ejercer cargos públicos, excepto de Cuevas, de quien pidió cuatro años al considerar que en su testimonio durante el debate oral sirvió para determinar que los comisarios y subcomisarios sabían que no se trató de un enfrentamiento armado con delincuentes, como lo habían modulado los policías de la Brigada.

Familiares y amigos de Lucas Foto Nacho Snchez
Familiares y amigos de Lucas. / Foto: Nacho Sánchez

En tanto, para los oficiales Jonathan Alexis Martínez (35) y Ángel Darío Arévalos (34) pidió 6 años, para Daniel Rubén Espinosa (33) 5 años y para Sebastián Jorge Baidón (28) 17 años de prisión, ya que lo consideró autor de las torturas que padecieron las víctimas.

Por su parte, Dalbón solicitó que todos los comisarios, subcomisarios y los oficiales Martínez, Arévalos y Espinosa sean condenados a 20 años de prisión al considerar que, además de ser coautores de los delitos de encubrimiento, privación ilegal de la libertad y el abuso de sus funciones, omitieron las torturas que sufrieron los menores de edad.

Dalbón, en tanto, solicitó la pena de 30 años de cárcel efectiva para Baidón, ya que afirmó que fue él uno de los que torturó a los menores, luego de que Zúñiga lo señaló en una de las primeras audiencias como quien lo esposó, lo puso boca abajo y le dijo “¿Así que sos de Varela, pedazo de villero? Mirá cómo mataste a tu amigo”.

Por último, el abogado de la familia de Lucas solicito al TOC 25 la condena a tres años y medio para Cuevas, de quien no acusó por la omisión de torturas a los menores.

El testimonio de Cuevas durante el debate oral derivó el pasado el 3 de junio en la detención del oficial Facundo Matías Torres, a quien acusó de haber sido quien en su moto fue a buscar a la comisaría y trajo junto al policía Isassi el arma de juguete plantada en el auto de las víctimas con el fin de simular un enfrentamiento con supuestos delincuentes.

Finalmente, las defensas de los 14 policías porteños imputados en la causa solicitaron las absoluciones de todos al considerar, en el caso de los acusados del encubrimiento, que no participaron en dichas maniobras, mientras que los señalados como autores del homicidio aludieron que “obraron en cumplimiento del deber, en legítima defensa y sin ningún dolo previo”.

Durante el debate en curso se inició una investigación contra el jefe de la Policía de la Ciudad, Gabriel Berard, al considerar, tras el testimonio de Cuevas y de dos de los abogados defensores en sus alegatos, que la máxima autoridad policial porteña estaba al tanto de lo ocurrido durante la jornada donde fue asesinado Lucas.

El crimen de Lucas

Lucas y sus amigos fueron atacados a balazos el 17 de noviembre de 2021 cuando salieron de entrenar del club Barracas Central y regresaban a sus casas a bordo de un Volkswagen Suran y fueron interceptados por un Nissan Tiida en el que circulaban tres policías de la Brigada 6 de la Comuna 4 a la altura del cruce de las avenidas Iriarte y Vélez Sarsfield.

Como no tenían identificación policial, los chicos pensaron que podían ser ladrones e intentaron escapar, momento en que los efectivos les dispararon y dos balazos impactaron en la cabeza de Lucas, quien murió al día siguiente en el hospital El Cruce de Florencio Varela.

Los menores, en tanto, fueron esposados y trasladados en calidad de detenidos al instituto de menores Inchausti, donde fueron liberados al día siguiente tras determinar que no se trataban de delincuentes sino de adolescentes que habían salido de un entrenamiento de fútbol.

“Lo que hicieron con Lucas fue una masacre”

Gregorio Dalbón, abogado de la familia de Lucas González, afirmó que lo que hicieron con el adolescente “fue una masacre” y rogó que la posible sentencia a los 14 policías de la Ciudad juzgados por el crimen del jugador de Barracas Central y su posterior encubrimiento “le de paz” a la familia de la víctima.

“Las defensas de todos los policías pidieron la absolución, pero en el fondo de su corazón saben que lo que hicieron con Lucas fue una masacre, no solo lo que hicieron los tres asesinos, sino los once encubridores, y para ser todavía más amplio, quizás hasta el jefe de la Policía estaba al tanto, por eso se está investigando”, afirmó el letrado.

El abogado representa a la familia de Lucas y a los tres adolescentes Joaquín Zúñiga, Julián Salas y Niven Huanca, quienes se encontraban con González cuando fue atacado por una Brigada de la Policía de la Ciudad, en noviembre de 2021 en el barrio porteño de Barracas.

Dalbón destacó que fue “el juicio más importante” de su vida, y que defender a Lucas y a sus amigos lo cambió “estructuralmente”, a pesar de que tuvo “oportunidades históricas, importantes y prestigiosas de defender a presidentes y presidentas”.

“Durante el juicio primó la emoción y el profesionalismo. No hice otra cosa que prepararme para esto. Busqué contención psicológica para mí porque es muy fuerte; Lucas era un chico como mi hijo, que no hacía ora cosa que jugar al futbol”, sostuvo, emocionado.

Por último, expresó que “a Lucas no lo devuelve ninguna sentencia, pero ojalá la sentencia le de paz a la familia y a las de sus amigos”.

Minuto a minuto del día que mataron a Lucas y las detenciones de los policías acusados

Lucas González (17), jugador de la inferiores del club Barracas Central, fue asesinado la mañana del 17 de noviembre de 2021 en ese barrio porteño y, en los días posteriores, comenzaron a ser detenidos los efectivos de la Policía de la Ciudad que ahora son sometidos a juicio, tres por homicidio y otros 11 por encubrimiento.

La siguiente es una cronología de los sucesos mas relevantes del caso:

17/11/2021

-9hs. Lucas González y sus amigos Joaquín Zúñiga (19) y Julián Salas (19) junto al compañero de entrenamiento, Niven Huanca (19), salen del club Barracas Central para volver a sus casas a bordo del Volkswagen Suran de uno de ellos.

-9.37. Los jóvenes se detienen frente a un kiosco ubicado en la esquina de Luna e Iriarte. Lucas, que iba en el asiento del acompañante, desciende de vehículo y se dirige a comprar un jugo. Julián queda al volante, mientras que Joaquín permanece sentado detrás de él con Niven a su lado.

-9.40. El auto Nissan Tiida de la Brigada 6 de la Comuna 4 en el que se desplazaban los efectivos de la Policía de la Ciudad Gabriel Alejandro Isassi, Juan José López y Fabián Andrés Nieva iba en dirección contraria al Volkswagen, dobla en U y comienza a seguir al auto de los jóvenes hasta sobrepasarlo y luego interceptarlo.

Julián, el conductor, al creer que se trata de un robo -ya que el Nissan no contaba con ninguna identificación policial-, acelera y choca la puerta del conductor del Tiida en el cruce de Iriarte y Vélez Sarsfield.

Los policías disparan sus armas y Lucas recibe dos impactos, uno de ellos en la cabeza.

-9.42. El policías Isassi realiza una modulación radial en la que dice: “Enfrentamiento armado. Vélez Sarsfield e Iriarte, y Vélez Sarsfield, por favor, se nos fue, se nos fue vehículo Suran color azul, cuatro masculinos armados”.

El Suran con los adolescentes a bordo dobla por la calle Luzuriaga. Joaquín y Niven bajan del auto y comienzan a correr. Julián frena el rodado en Alvarado y Perdriel, a unos 500 metros del hecho.

La policía apresa a Julián y Joaquín, mientras Lucas queda agonizando en el interior del auto.

-Entre el momento del hecho y las 19.40 llegan a la escena del hecho numerosos miembros de la Policía de la Ciudad, muchos de ellos imputados ahora de encubrimiento. Además despliegan sus tareas los efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA) asignados para la investigación por orden judicial.

-16hs. Niven, quien había huido del lugar, se presenta en la Comisaría Vecinal 4D junto a su madre y es trasladado al lugar donde están detenidos los demás chicos. Todos permanecen esposados cerca de siete horas y luego son llevados al Instituto Inchausti, donde pasan la noche en calidad de detenidos hasta que son liberados a la mañana siguiente.

18/11. Lucas es trasladado desde Hospital Penna al hospital El Cruce de Florencio Varela, donde muere producto de las heridas de bala.

20/11. Son detenidos Isassi, López y Nieva a pedido del fiscal de instrucción Leonel Gómez Barbella y por orden del juez Martín Carlos Del Viso.

Isassi y Nieva admiten haber disparado contra el Volkswagen Suran.

27/11. Son apresados el comisario Juan Horacio Romero y el subcomisario Roberto Orlando Inca, a cargo de la División Sumarios y Brigadas de la Comisaría Comunal 4; el comisario Fabián Alberto Du Santos, de la Comisaría Vecinal 4D, el principal Héctor Claudio Cuevas y la oficial Lorena Fariña -quien luego recibe la falta de mérito-, ambos de esa misma dependencia.

29/11. Se entrega la oficial Lorena Miño, de la Comisaria Vecinal 4D, quien luego queda libre por falta de mérito.

7/12. Se lleva adelante la reconstrucción del crimen de Lucas, de la que participan más de 100 efectivos de la PFA y los amigos de Lucas, Joaquín y Julián.

19/12. Son detenidos el subcomisario de la Comuna 4 Ramón Jesús Chocobar, y los oficiales Sebastián Baidon, Jonathan Alexis Martínez, Ángel Darío Arévalos y Daniel Rubén Espinosa, todos de la Comisaría Vecinal 4D.

26/12. Ordenan la inmediata detención del comisario inspector del Departamento Comunal Vecinal 4, Daniel Santana, y del comisario de la Comuna Vecinal 4, Rodolfo Ozán.

.

27/5/2022. El Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 7, a cargo de la jueza Paula González, eleva la causa a juicio oral con 14 policías de la Ciudad imputados, tres por el crimen de Lucas y las tentativas de homicidio de sus amigos, y 11 por el encubrimiento del hecho y las torturas cometidas contra los sobrevivientes.

16/11/2022. El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 25 fija fecha del inicio del debate para el 16 de marzo de 2023.

16/03/2023. Comienza el juicio oral en la sala principal AMIA de los tribunales federales de la calle Comodoro Py 2002, de Retiro.

11/07/2023. Tras 18 audiencias en cuatro meses de debate, y el testimonio de más de 50 testigos, se dará a conocer el veredicto por el crimen de Lucas.

Dalbn dice que el caso le cambi la carrera
Dalbón dice que el caso le cambió la carrera.

“El mejor regalo de cumpleaños para su mamá es la condena”, aseguró el padre de Lucas

El padre de Lucas González, el adolescente asesinado a tiros en noviembre de 2021 en el barrio porteño de Barracas, dijo hoy que el “mejor regalo de cumpleaños” para su esposa es “la condena a prisión perpetua” para los tres policías de la Ciudad acusados del crimen de su hijo y de los 11 agentes imputados del encubrimiento del hecho al cabo del juicio cuyo veredicto se conocerá este martes en los tribunales federales de Comodoro Py.

Héctor “Peca” González, padre de Lucas, aseguró a Télam que espera “con ansias” el fallo del debate oral que se dará a conocer pasado mañana a las 10 en la sala AMIA de los tribunales federales de Retiro.

El hombre relató que esa misma fecha coincide con el cumpleaños de Cinthia, su esposa y madre de Lucas y de sus dos otros hijos.

“El mejor regalo para Cinthia es la condena para estas personas, aunque es algo muy triste, porque el mejor regalo sería estar con la familia juntos, disfrutar de una salida o una comida sencilla como hacíamos”, dijo “Peca”.

Para el padre de Lucas, su hijo “se sigue manifestando como siempre, porque el mejor regalo se lo va a hacer él y darle el alivio que necesita su mamá para poder seguir y darle lucha en esta vida”.

“Peca” aseguró que sentirse contento por lo rápido que se desarrolló el proceso judicial que derivó en el juicio a 14 policías de la Ciudad de distintos rangos.

Al ser consultado sobre qué momento fue para él uno de los más importantes del debate oral, González mencionó las declaraciones de Guillermo Connel Farrel, el vecino que se encontraba a metros del hecho y escuchó los disparos, y la de Marcelo D’Alessando, exministro de Seguridad y Justicia porteño.

También destacó el testimonio del principal Héctor Cuevas, quien expresó en pleno debate que Gabriel Isassi, uno de los efectivos acusados del homicidio, fue quien colocó la réplica de arma de fuego en el auto donde viajaba Lucas por orden del subcomisario Roberto Inca, imputado de encubrimiento, y tras cuya declaración derivó a la detención de otro oficial porteño por ser quien fue a buscar la pistola.

“El testimonio que más importó fue el de Cuevas, que hizo que hizo mostrarles la verdad a los jueces. fue una declaración contundente y fue un alivio para nosotros también”, remarcó.

“Peca” también aseveró que “uno de los momentos más duros” fue durante el alegato de Fernando Soto, defensor de Isassi, Juan José López y Fabián Andrés Nieva, quien dijo que “intentó amedrentar” con su exposición.

“Tenemos la palabra y la verdad, y la justicia la tiene el tribunal. Como siempre dijimos, perdimos todo para nosotros, pero los eslabones de la cadena se dieron rápido, desde la instrucción, para que se juzguen a estas personas y nosotros tener una condena”, indicó.

Al respecto, agradeció al fiscal de instrucción, Leonel Gómez Barbella; al fiscal de juicio, Guillermo Pérez de la Fuente; y a su secretario, Francisco Brom; y especialmente a su abogado, Gregorio Dalbón y su socia, Virginia Cassola.

Finalmente, “para jugar el último partido”, como él dijo, “Peca” invitó a todas las personas que quieran acompañar a su familia este martes desde las 9 en los tribunales de Comodoro Py para ir “con una camiseta de fútbol y una bandera de Argentina”, porque “el fútbol era lo que más amaba Lucas”.

Y para quienes deseen reservar un micro, el municipio de Florencio Varela dispuso de varias unidades para el traslado de personas, concluyó.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202307/633420-caso-lucas-gonzalez-fallo.html